martes, 4 de octubre de 2016

COLOMBIA: NO ERA PLAN DE PAZ, SINO DE IMPUNIDAD



COLOMBIA: NO ERA PLAN DE PAZ, SINO DE IMPUNIDAD


 Lo que vendían como ‘plan de paz’ en colombia no era otra cosa mas que un abominable plan de impunidad para la guerrilla.

 Hizo muy bien el pueblo colombiano al decirle que no a esta trampa, embuste, engaño infernal.

 Considerar lo que hizo la guerrilla en la Argentina, no cesó su ataque contra nuestra amada Patria sino que mutó, cambió, se transformó, transfiguró y continuó la guerra por otros medios.

 El culmen de su nefasto avance se produjo con el narco-kirchnerismo donde concretó la guerra socio-cultural de disgregación, destrucción, transformación, división y ruina.

 También durante este período se alzaron hasta alcanzar cargos en el gobierno, en las tres funciones del Estado y se dedicaron a cobrar generosas indemnizaciones cuando ellos, los guerrilleros son los que atacaron a la Patria.

 Ninguno de esos cerdos infernarles se encuentra peso, sin embargo lograron encarcelar y matar a muchos que los han combatido defendiendo nuestra Patria.

 Hizo muy bien el pueblo colombiano al elegir el ‘no’, porque hubiese sido un suicidio permitir el último avance de la guerrilla, hubieran terminado como nosotros, como nuestra Patria.

Considerar algunas noticias sobre las farc:


 FARC aseguran que van a gobernar a Colombia

http://oiganoticias.com/2015/12/19/farc-aseguran-que-van-a-gobernar-a-colombia/  El jefe terrorista Rodrigo Granda dijo que obligatoriamente las FARC van a ocupar puestos en el gobierno y en el Estado.El guerrillero está seguro de que 4 terroristas van a estar como mandatarios de los colombianos.En entrevista publicada por el canal venezolano Telesur, Rodrigo Granda reconoció la presión que hizo el presidente Uribe para poder acabarlos.Además, confirmó que fue Santos el que comenzó a cederles terreno.Dijo que “Juan Manuel Santos fue el que aceptó a las FARC-EP como una organización política” y no por sus actos que lo denominan a nivel internacional como una organización narcoterrorista.
La entrega de Colombia al comunismo


Quisiéramos que las barbaridades con que Santos festeja su reelección se debieran a su espíritu de fanfarrón, fachendoso o jactancioso con que el mundo lo distingue. Porque si no fuera más que por eso, cabría alguna esperanza de rectificación. Pero no. Santos es lo que se dijo arriba, pero también es de mala fe. Y dispone del país como de su hacienda, acostumbrado a que con mermelada todo lo endulza.
Su entrevista con Putin, que coincide con las sanciones unilaterales que a ese antiguo servidor de la KGB le impuso el Presidente de los Estados Unidos, es el acto más torpe que en Colombia se haya cometido en materia de relaciones internacionales. Pero está, además, lleno de malas intenciones.
A Cuba no se la escogió por azar como sede de las conversaciones con las Farc. Santos decidió poner ese juego bajo el patrocinio de los Castro, con la necesaria cooperación de Chávez, para entregarle este país a la narcoguerrilla y a quienes la manejan y disfrutan.
Ahora el ajedrez se complica y Santos nos pone a jugar como peón decisivo. Porque Putin, enfrentado al mundo libre como está, necesita revivir lo peor de la guerra fría, y la América del Foro de Sao Paulo es el punto crucial de sus designios.

La visita del jefe de todas las Rusias a Cuba no deja duda de sus propósitos. Le condona a los Castro más de treinta mil millones de dólares de vieja deuda, y les promete cooperación en temas tecnológicos, aéreos, petroleros y agrícolas. Ya se tragó la isla. Lo que significa poner a Venezuela en el puño, como que esa nación hermana está dominada por las legiones castristas que la tienen invadida. Y como Nicaragua es suya y de China, gracias a la Corte Internacional de Justicia y al Canal que construirán para poner en jaque a los Estados Unidos, solo faltaba Colombia para adueñarse del Caribe.
Es imposible que Juanpa no sepa lo que dejamos dicho. Es demasiado obvio como para que le pase desapercibido. El “espaldarazo” de Putin a la paz de Santos es nada menos que el protocolo de la entrega de Colombia al castrochavismo, y su inclusión irreparable en la nueva órbita imperial Rusa. Las Farc con zonas de reserva campesina debidamente ubicadas, preferentemente en las fronteras, bases navales en el vecindario con apoyo aéreo incluido, idiotas útiles desplegados en plan de batalla —los Jaramillo, de la Calle y asociados— completan el cuadro. Nos iban a negociar y nos negociaron.
Es bueno saber con quién estamos. Putin y China vienen apoyando el régimen sirio de Bashar al Asad, desde hace rato, y ganaron la guerra ante la conocida impotencia de Obama. Vienen sirviendo de útiles alcahuetas al armamentismo nuclear de Irán, hacen sus apuestas sobre Afganistán y por debajo de la mesa ponen en jaque a Nigeria. ¡Como en las peores épocas de Brezhnev! A Europa la tienen contra la pared por el tema energético y los partidos comunistas han vuelto a la carga. Quedaba América Latina y ya está: Castro, Ortega, Maduro, la Roussef, la Fernández de Kirchner, la Bachelet, Rafael Correa y ahora Santos. Eso se llama hacer moñona.
No es poco para completar el cuadro, la guerra en Ucrania. El misil disparado contra un avión comercial, tiene el peor tono de crueldad y desafío. En la seguridad de que los Estados Unidos no hará nada, Europa no es capaz de hacer nada, los países asiáticos están neutralizados por China y ahora se suma al coro todo el caribe y Sudamérica. Con esos estamos. Y si quieren la prueba, amigos lectores, pregunten por la protesta de Santos y la Canciller por el crimen de Putin contra el avión de Malaysia Airlines. Busquen bien, para que no les quede duda.
Pero a Santos no le pareció suficiente respaldar a Putin contra Occidente. Así que resolvió jugar más duro proponiendo a Ernesto Samper como Secretario de Unasur. Vaya tacto y vaya gentileza con los Estados Unidos hacerle esa distinción a un sujeto vetado para entrar a ese país y nada menos que por sus vínculos con el narcotráfico. Y vaya respeto con los colombianos el que nos demuestra el Presidente. El socio de los Rodríguez Orejuela, el que se hizo al poder con el dinero de la cocaína es lo que tenemos para mostrar en el continente.
Por supuesto que los vecinos del sur aplauden la jugada. Es una manera de escupir en la cara a los Estados Unidos con saliva ajena. Y es la manera de ofendernos y postrarnos, para que seamos aún más dúctiles aceptando a Putin y a los Castro como nuestros nuevos jefes. Esperemos que en el Congreso alguna voz se levante para condenar estas atrocidades contra el honor de Colombia.

Santiago”: Mision, implosionar Ejército de Colombia luego del de venezuela infiltrados por cuba

Hoy, único poder de fuego que limita el avance y la priorización de los intereses de Cuba por sobre toda Latinoamérica

“… Todo el Arte de la Guerra se basa en el engaño. El supremo Arte de la Guerra es someter al enemigo sin luchar…”  Sun Tzu

A partir de la huída de Fulgencio Batista y Zaldivar en diciembre de 1959, las dos más importantes voluntades políticas y técnicas, las fuerzas letales y las capacidades militares a las que se enfrentó Fidel Castro Ruz por imponer esa su variante de comunismo en Latinoamérica, no fueron las norteamericanas, han sido, primero el gobierno y el Ejército de Venezuela y luego, su par, el gobierno y el Ejército de Colombia.
Esa primera de estas dos capacidades letales, como queda suficientemente comprobado en los hechos, comenzó su desmantelamiento a partir de la decisión política del titular de la presidencia de Venezuela, Rafael Antonio Caldera Rodríguez, con esa su tan apresurada como pretendida y de nuevo errada versión II de “Política de Pacificación”, al reincorporar a filas y con todos sus derechos a los cientos oficiales y a los miles de tropas alzadas contra Carlos Andrés Pérez Rodríguez en las dos fracasadas intentonas militares de 1992; en febrero Chávez, en noviembre Grüber.
Caso Venezuela

Se le sembraría hondo una enorme carga de profundidad y de lenta mecha, en la sentina de la FAN, si imagináramos ésta como un gran navío de guerra en su travesía por aguas profundas.
A la vista los derivados veinte años después de esa “ingenua” letal decisión de Rafael Antonio Caldera Rodríguez, luego de asumir por segunda vez el cargo el 02/02/1994 y al sobreseer las causas penales, liberar de cárcel y reincorporar a filas a los alzados de 1992.
Son aquellos oficiales subalternos de aquella época, los hoy generales y almirantes, y quienes están al mando supremo de esta nueva y contravenida fuerza militar venezolana: la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Así que, en el tiempo, por la simple e inapelable dinámica de los hechos, arrancada de raíz y desaparecidos los 91 años de la Fuerza Armada Nacional (FAN) que derrotara una y otra vez a Fidel Castro Ruz, y pisando éste las cenizas de brumosos recuerdos, sobre la mismas instalaciones físicas, con los mismos y hasta renovados equipamientos bélicos, con nuevos sistemas de armas, con nuevos uniformes, con nueva nomenclatura jerárquica, con nueva imagen orgánica, nuevo escudo, nuevas banderas, nuevo rostro del héroe de la independencia, nuevos asesores extranjeros y hasta con una nueva doctrina.
Y así nacen y se consolidan en quince años, estas nuevas FANB que, contrarias y en oposición radical a todos las nueve décadas de lo que fuera su predecesora, están férrea y totalmente sujetas a los intereses de Cuba y al control, mando y conducción de Fidel Castro Ruz y/o sus delegados.
Caso Colombia

Para el control de este oponente, peligroso segundo enfrentado Ejército latinoamericano, el colombiano, la operación tiene una muy larga silenciosa tramoya de muy elaborada textura en el tiempo y hoy, apenas si se comienzan a percibir las primeras señales abiertas de un desempeño programado en función de unos efectos deseados.
Explicarlo, obliga a remontarse a dos precedentes; uno, que nada casual sino más bien causal, estaría en la presencia física en el evento político/terrorista que diera inicio a la subversión armada en Colombia, Fidel Castro Ruz[i]; dos, los antecedentes de quien, ocupando hoy, “casualmente” en Colombia la misma posición decisoria equivalente a la del Rafael Antonio Caldera Rodríguez de Venezuela en aquel momento crucial.
Sin embargo, en el personaje de marras, no luce ni se detecta que entre sus conocidos atributos, exista la más mínima “ingenuidad”. Antes por el contrario, todo luce como derivado del frío cálculo; se perciben muy bien pensados, elaborados y certeros en el espacio y en el tiempo, sus concatenados pasos.Nos referimos, a la pieza clave para esta culminación de una nueva jugada a la cubana: al actual presidente en ejercicio en Colombia. El alias “Santiago” Juan Manuel Santos Calderón, alias “Santiago”, según Ricardo Puentes Melo, desde sus tiempos de universitario, era admirador de “Ché Guevara” y de Fidel Castro Ruz: “… luego de ser ministro de César Gaviria, y de haber contactado a Fidel Castro, realiza varios viajes –entre 1995 y 1997– a la isla…”Por lo menos dos de esos conocidos viajes, fueron encubierto, volando desde Colombia a Panamá y luego por Cubana de Aviación, a La Habana. Sus reuniones en La Habana eran con Fidel, con Raúl Castro y con un prominente miembros del Departamento América del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; se afirma que este ultimo fue el encargado de su reclutamiento y su controlador como topo. Después de esas peripecias, en Colombia Juan Manuel Santos Calderón, por órdenes de Fidel Castro Ruz, coopera activamente y presiona en lo politico–mediático para que el gobierno en turno, acuerde con las FARC, una zona de despeje. Cita la misma fuente que, durante unas vacaciones en Cuba, en secreto se reuniría con Luis Édgar Devia Silva, alias Raúl Reyes y con Liliana López Palacios, alias Olga Lucía Marín, de las FARC y luego de lo cual, redacta la carta fechada 22/10/1997 y dirigida a la Comisión Nacional de Conciliación; allí propone la zona de despeje para las FARC; alega en un párrafo de la misiva:
Ordenar el despeje de un área previamente acordada del territorio nacional en conflicto, o lo que es igual, a efectuar el retiro de la fuerza pública del espacio geográfico predeterminado. Esta área se convertirá en zona de distensión y diálogo a fin de facilitar, con plenas garantías y total seguridad, el encuentro de representantes del Gobierno, del Congreso, de la sociedad civil y de la Comisión de Conciliación Nacional con los insurgentes.”
Ejecutando la tarea 
Así es como Juan Manuel Santos Calderón, alias “Santiago”, cooperando con el G–2 pero bajo instrucciones de Fidel Castro Ruz, presiona sostenidamente hacia una “Zona de Despeje” en San Vicente del Caguán y a los “conversatorios” con las FARC.Con Andrés Pastrana Arango ya juramentado y en la presidencia, se habilita la zona de despeje en San Vicente del Caguán, dictándose la resolución 85 del 14/10/1998; así Juan Manuel Santos Calderón “Santiago”, acepta la propuesta de Andrés Pastrana Arango para formar parte de la comisión de acompañamiento y verificación de la zona de distensión.
Por ese camino, como quedará registrado en la historia política de Colombia, llevará al matadero político[ii] a Andrés Pastrana Arango. Como quedó suficientemente comprobado, durante los cuatro años de vigencia de la Zona de Despeje y con el control absoluto de las FARC en los 42.000 km2 –Municipios La Uribe, Masetas, La Macarena y Vista Hermosa, Departamento del Meta; San Vicente del Caguán, Departamento del Cáqueta–, ésta incrementaría sustancialmente sus capacidades bélicas tanto en equipos como en hombres; ampliaría y diversificaría con suficiencia, todos sus medios ilícitos para el financiamiento de sus actividades terroristas, entre los que destacan el control del negocio de la cocaína, desde la siembra hasta la exportación a los mercados internacionales.
¿Cómo llega “Santiago” al Palacio de Nariño?
Sería, mediante la mejor pensada, excelentemente estructurada y brillantemente montada comedia en el tiempo, y ejecutada a partir de esa fabricada oportunidad que se edificó sobre otro acto de ingenuidad política y llevado de la mano de Álvaro Uribe Vélez, el más consistente político colombiano al cual se hayan enfrentado en todos los terrenos, tanto los intereses de Cuba como los desempeños bélicos de las FARC, como sempiternos aliados de los hermanos Castro.
Juan Manuel Santos Calderón, alias “Santiago” en el año 2002, abandona el Partido Liberal y se convierte en uno de los más activos fundadores del Partido de la U; designado Ministro de la Defensa por Álvaro Uribe Vélez (2006/2009), edifica, construye, arma y hace ejecutar las dos más grandes y “heroicas” operaciones militares del Ejército de Colombia, contra las FARC:
1.- La Operación Fénix 06/03/08; ataque al Campamento de las FARC bajo mando de Luis Édgar Devia Silva, alias “Raúl Reyes”.
2.- La Operación Jaque Mate 02/07/08; rescate de la “Joya de la Corona” en manos de las FARC, Ingrid Betancourt.
Con esos dos mediatizados e indiscutibles triunfos en la guerra contra las FARC y puestos por Cuba en sus manos, para Juan Manuel Santos Calderón, “Santiago”, el ascenso al Palacio de Nariño, estaba más que asegurado.
Cuba está en la jugada
Imposible imaginar que, con todos los antecedentes conocidos en la vida secreta de “Santiago” y sus indiscutidos vínculos directos con Fidel Castro Ruz y los intereses de Cuba, durante todo su desempeño como Ministro de la Defensa de Colombia durante los dos períodos presidenciales ejercidos por Álvaro Uribe Vélez, los hermanos Castro ignoraran absolutamente los detalles e informaciones de los desempeños militares, estratégicos y tácticos, del gobierno de Colombia, contra sus aliados de las FARC.
Antes por el contrario, conocido en parte cómo se manejan al interior de los Estados los serios asuntos estratégicos de seguridad interna y externa, especialmente, en el caso del gobierno de Cuba desde 1959, se puede asegurar que tanto la Operación Fenix como la Operación Jaque Mate, en todas y cada una de sus etapas, eran del absoluto y total conocimiento “en línea” de los hermanos Castro.
Desde las preliminares de la Operación Fenix, pasando por la misma “fuga” del subteniente Jhon Frank Pinchao del campamento FARC donde estaba secuestrado, todo era del conocimiento de los hermanos Castro.
En otros término, de nuevo Fidel Castro Ruz, hace asesinar y se deshace de uno de sus aliados; esta vez, en función, de colocar en el Palacio de Nariño, su más importante pieza en el juego por imponer sus intereses y dominar por sobre los propios a Colombia.
Sin la decidida y programada acción de los hermanos Castro, no hubiese existido la Operación Fénix , menos aún la liberación de Ingrid Betancourt, ni estos sonados y mediatizados triunfos militares del Ministro de la Defensa Juan Manuel Santos Calderón “Santiago”; mucho menos, hubiese sido posible su nominación como candidato a la presidencia de Colombia y mucho menos aún, el ejercicio efectivo de ese cargo en función, casi exclusivo, de los intereses de La Habana:
Colombia tomó su turno como enemigo a vencer
Allí está la respuesta a quien se pregunte ¿cómo, por qué, para qué?, Juan Manuel Santos Calderón “Santiago”, en severa contravención con los pautado en la Constitución vigente, ordena a sus subalternos, oficiales generales activos del institucionalizado Ejército de Colombia, viajar a La Habana, para, sentarse a deliberar, en igualdad de condiciones y en un programado y humillante “tête à tête“, con los representantes y los jefes de los terroristas de las FARC.
La misión de “Santiago” a estas alturas de los acontecimientos, es similar a la ya ejecutada en Venezuela, esta vez, mediante variantes llegar a lo mismo: implosionar el Ejército de Colombia.
Hoy, la estructurada voluntad militar y la reconocida capacidad técnica que asoma como único poder de fuego que, potencialmente limita o limitaría, el avance y la priorización definitiva de sólo los intereses de Cuba y de los hermanos Castro por sobre y en contra, de todos y cada uno de los propios a los países que integran Latinoamérica.
Conclusión
¿Tendrán o les quedará el tiempo necesario a los hermanos Castro para disfrutar de los resultados de sus desempeños criminales?¿Que pasará en todo este tablero de múltiples atemperadas entradas, cuando definitivamente desaparezcan de Cuba y de Latinoamérica, las prioridades locales y continentales impuestas y priorizadas a sangre y fuego, por este par de criminales?[i] Imposibles ignorar, separar, deslindar neto a Fidel Castro Ruz, de la política de seguridad colombiana; tanto en el ámbito general de la subversión armada como en el específico de las actividades de sus aliados, de las FARC. Desde los mismos orígenes de las FARC y su brazo citadino M–19, hasta las hoy “Conversaciones de Paz en La Habana”. Han sido 796 continuados meses (más de 66 años), contados a partir de la presencia física del pandillero Fidel Castro Ruz aquel mediodía del 09/04/1948, justo en la esquina y a la vista de la puerta del edificio Agustín Nieto en el momento en que, de allí salía Jorge Eliezer Gaitán Ayala a almorzar en el Hotel Continental; momento en que, el terrorista Juan Roa Sierra –al menos con ese nombre se le menciona–, acercándose y frente a Gaitán Ayala, empuña y acciona en su contra toda la carga de un revólver ocasionándole las heridas mortales. Imposible no recordar que, Fidel Castro Ruz y su comparsa cubana–colombiana, fueron detenidos y que quién gestiona la liberación y regreso a Cuba de Fidel Castro Ruz, sería el para entonces recién electo Senador, Fulgencio Batista y Zaldivar; al menos así se conoce por múltiples datos, no refutados.
[ii] Sentenció el Consejo de Estado, máximo tribunal de la justicia contencioso administrativa de Colombia: “en la zona de despeje el Estado colombiano bajó la guardia y los delitos que se cometieron fueron por omisión del Estado… El Alto Tribunal con ponencia de la magistrada Stella Conto Díaz, indica que la ausencia del Estado a nivel administrativo, judicial y militar en la zona en donde predominaba el control de las Farc, impidió que se abrieran investigaciones judiciales por crímenes cometidos en la zona…”.

Hezbollah y FARC: el nuevo narcoterrorismo que crece al amparo de Nicolás Maduro

Los grupos extremistas del Líbano y de Colombia actúan en América Latina bajo la protección del régimen venezolano. Hugo Chávez y la sombra de IránNicolás Maduro, Hassan Nasrallah y Timochenko. El lavado de dinero y el narcotráfico son los principales puntos en común que tienen entre ellos. Detrás, la sombra de Chávez y de el Ayatollah Kamenei. Crédito: Rodrigo Acevedo Musto Es un triángulo que comenzó a gestarse hacia 2008. Se trata del entramado de terrorismo, narcotráfico y territorialidad que fue pactado entre Hugo Chávez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el grupo terrorista islámico Hezbollah. Ese acuerdo recibió su impulso definitivo aquel año, cuando los regímenes de Venezuela y de Irán estrecharon sus lazos definitivamente. Eran tiempos del caudillo bolivariano y del presidente Mahmoud Ahmadinejad. El pacto, desde luego, fue continuado por Nicolás Maduro al pie de la letra.Las FARC, el grupo insurgente más antiguo de América Latina, son catalogadas por la Unión Europea y los Estados Unidos como un grupo terrorista con una amplia actividad narco en la región. Su penetración comienza en México y se extiende hasta el sur, en la Argentina. Los lazos que tejió a lo largo de las últimas décadas les proporcionaron los mejores contactos con los capos de los cárteles de la droga más sangrientos. Entre ellos, figura el de Sinaloa. Estos vínculos no cesan, pese a que desde hace dos años las FARC dicen estar impulsando el diálogo de paz con el gobierno constitucional de Colombia.Dentro de las actividades ilegales de FARC, se halla el de lavado de dinero proveniente del narcotráfico y de los secuestros extorsivos. Y es el tráfico de drogas lo que más interesó a Hezbollah como fuente de ingreso y de financiamiento para sus actividades terroristas tanto en la región como en Medio Oriente y Europa. Pero, ¿cómo ingresar a ese negocio estando tan lejos? La respuesta llegó de la mano de un caudillo que irrumpió hacia finales de los 90 en el mapa territorial latinoamericano: Chávez. Fue el extinto coronel quien facilitó y unió los lazos que antes estaban desatados.Con su capacidad logística y una permeabilidad fronteriza "ideal", Chávez comenzó a intimar con las FARC para ampliar el tentador "mercado". Aviones cargados de cocaína volaban por sobre el océano Atlántico con destino a África Occidental -donde los controles son tan permisivos como en Caracas- para tener como destino final Europa, donde lugartenientes de Hezbollah se encargaban de su comercialización. Los beneficios se repartían en proporciones iguales entre las partes. Un negocio redondo. Y blindado.Para lograr que ese mecanismo permitiera el flujo continuo de narcóticos y dinero, el régimen bolivariano disponía de tres hombres clave, de extrema confianza de Chávez y luego de Maduro: Hugo Carvajal, Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacin. El primero de ellos se desempeñaba como cabeza de la Dirección de Inteligencia Militar Venezolana (DIM) y fue detenido el 24 de julio de 2014 en Aruba. Los cargos que se le imputaron estaban en sintonía con su actividad oculta: tráfico de drogas. Sin embargo, pese al pedido de extradición que pesaba sobre él, no fue enviado a los Estados Unidos para ser juzgado. Holanda impidió el proceso y Carvajal fue recibido como un héroe en su vuelta a Caracas. Maduro, entre otros tantos, respiró aliviado.Hugo Carvajal. Estuvo detenido en Aruba para ser extraditado por narcotráfico a los Estados Unidos. Holanda impidió el proceso.Rangel Silva fue también uno de quienes se relajaron por el regreso de Carvajal a tierras caribeñas. Gobernador del estado de Trujillo, este militar íntimo de Chávez también tuvo relación con la inteligencia de su país. Fue un nexo fluido con los terroristas de las FARC. Una investigación del diario norteamericano The New York Times lo señaló como quien facilitaba el armamento a insurgentes colombianos en territorio venezolano. Y les proveía documentación clave: cédulas de identidad falsas para eludir la Justicia de ambos países.Rodríguez Chacín, en tanto, otro militar que compartió con Chávez el intento de golpe de Estado de 1992, es una pieza clave en el entramado que involucra narcotráfico y terrorismo. Capitán de navío de carrera, este "filósofo", como se hace llamar, es actualmente el gobernador del estado de Guárico.Pese a sus diferentes perfiles, los tres comparten cosas en común. Están señalados como los encubridores que permiten -aún hoy- el accionar libre de FARC en territorio venezolano con drogas y armas. Carvajal y Rangel Silva fueron acusados de facilitar a la banda narcoterrorista la logística necesaria para poder traficar la mercancía. Rodríguez Chacín, por su parte, era "el contacto" para conseguir el armamento para desestabilizar al gobierno democrático de Colombia.Otro venezolano que tuvo activa participación en las triangulaciones entre FARC, Venezuela y Hezbollah fue sin dudas Walid Makled García, alias "El Turco". "Empresario" próspero, Makled fue detenido en Colombia y extraditado a los Estados Unidos en 2011. Allí confesó su participación en el narcocrimen y los vínculos que lo unían a las más altas figuras gubernamentales del gobierno de Chávez y Maduro. "Todos mis asociados en el negocio son generales. Los más altos", dijo en su declaración. En su época de apogeo e impunidad, Makled enviaba 10 toneladas de cocaína al mes a los Estados Unidos.El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI. Y es uno de los hombres más buscados en el planeta. Se trata de Ghazi Nasr al Din, libanés nacionalizado venezolano, que ingresó en ese listado de la oficina de investigación federal norteamericana en enero último. Cercano colaborador del gobernador del estado de Aragua, Tarek El Aissami, Al Din nació en Beirut el 13 de diciembre de 1962. Es el responsable de reunir el dinero en diferentes centros islámicos chiítas de América Latina y lograr que llegue al tesoro del grupo terrorista. Ghazi Nasr Al-Din, nexo de Hezbollah con el régimen venezolano de Nicolás Maduro.La ficha del FBI de "buscado" que pesa sobre Al-Din, uno de los encargados del financiamiento del grupo Hezbollah.En Caracas Al Din fundó uno de estos "centros culturales". Miembros de la comunidad se acercan y contribuyen económicamente, sin saber quizás que su ayuda monetaria viaja a Beirut para solventar las actividades ilegales de Hezbollah. Una gran parte de ese dinero se destina a reclutar jóvenes libaneses que mueren en Siria defendiendo al régimen del brutal Bashar al Assad. El otro nexo y responsable operativo en la región es Fawzi Kan'an, cuya sede también está en Venezuela. Este miembro del grupo chiíta se reúne regularmente con los más altos comandantes de Hezbollah para coordinar acciones y financiamiento.Pero no sólo generales utilizó el régimen chavista para coordinar las acciones ilegales con Hezbollah (Irán) y las FARC. También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios durante años. La compañía estatal petrolera fue clave para comprar voluntades y silencios a lo largo de la región. Pero sobre todo para movilizar y lavar cientos de millones de dólares durante la administración de Chávez y Maduro.

Las FARC producen derrame de petróleo en Colombia


http://www.urgente24.com/240914-las-farc-producen-derrame-de-petroleo-en-colombia Esta madrugada las FARC obligaron a 19 camiones cisterna a vaciar unos 756 mil litros de petróleo en el Putumayo (sur de Colombia). La acción se une a los ataques cometidos la semana pasada por este grupo armado contra tres torres eléctricas situadas en los departamentos de Valle del Cauca y Nariño, ambos en el suroeste, y Norte de Santander, en el noreste. El ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, destacó que los ataques contra la infraestructura energética “envían un mensaje muy confuso” a la opinión pública. Las FARC obligaron a derramar unos 750 mil litros de petróleo y causaron un desastre ambiental
- Las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (Farc) obligaron a transportistas a derramar unos 756 mil litros de crudo en una zona rural del departamento del Putumayo (sur), confirmaron a Efe fuentes castrenses.
Los hechos ocurrieron esta madrugada, cuando un grupo de guerrilleros interceptaron 19 camiones cisterna y les obligaron a vaciar su contenido sobre la vía, situada en el corredor Puerto Vega-Teteyé, cercano al municipio de Puerto Asís.
Por el momento, unidades militares peinan la zona para asegurar que no haya minas antipersona sembradas en los alrededores y puedan acceder al lugar equipos de limpieza y descontaminación.
La acción se une a los ataques cometidos la semana pasada por este grupo armado contra tres torres eléctricas situadas en los departamentos de Valle del Cauca y Nariño, ambos en el suroeste, y Norte de Santander, en el noreste.
Todos estos operativos forman parte de la ofensiva desplegada por las Farc desde el pasado 22 de mayo, cuando suspendieron su alto el fuego unilateral e indefinido, que duró cinco meses, como consecuencia de la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo de la Fuerza Aérea la noche anterior en el suroeste de Colombia.El ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, destacó que los ataques contra la infraestructura energética “envían un mensaje muy confuso” a la opinión pública.  “Estas acciones terroristas contra la población civil, contra la infraestructura energética del país envían un mensaje muy confuso y contradictorio”, dijo en declaraciones recogidas por la emisora Blu Radio.Asimismo, subrayó que el proceso de paz que el Gobierno y las FARC mantienen desde noviembre de 2012 en La Habana “debe tener el mayor respaldo” de la sociedad, y que estas acciones “no ayudan” a conseguirlo.
Por su parte, el titular de Defensa, Juan Carlos Pinzón, afirmó en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter que obligar a conductores a vaciar el crudo “es perjudicar los recursos naturales y a la comunidad” que reside en la zona afectada por esta acción.Junto al derrame de crudo, el Ejército informó en su página web de combates con integrantes del sexto frente de la guerrilla en los alrededores de una base militar en el convulso municipio de Toribio, en el departamento del Cauca (suroeste).
A ellos se añade un ataque con explosivos cometido este domingo contra un pozo petrolero de la compañía colombiana Ecopetrol situado en Norte de Santander cuya autoría se desconoce por el momento, pues en la zona operan, además de las Farc, las guerrillas ELN y EPL.El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó desplegar un dispositivo para enfrentar la contaminación causada por el derrame de 200.000 galones de crudo que las Farc obligaron a transportistas a realizar en una zona rural del departamento de Putumayo (sur). “He dado instrucción al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para desplegar dispositivo necesario que mitigue daño ambiental por derrame de crudo en Putumayo”, escribió Santos en su cuenta de Twitter.
El presidente añadió que ha pedido a las Fuerzas Militares que fortalezcan loa protocolos de seguridad “para evitar actos terroristas” como el ocurrido esta madrugada en el sur del país.
Tropas del Batallón de Infantería No 7, Gr José Hilario López, adscrito a la Vigésima Novena Brigada, en coordinación con la Dijín de la Policía Nacional, reportaron la captura a alias El Zarco, cabecilla de finanzas del frente No. 8 de las FARC.
 La aprehensión del presunto guerrillero, se llevó a cabo en el sector de Las Guacas, en el municipio de Popayán, Cauca, mediante orden judicial expedida por el juzgado segundo municipal ambulante, con funciones de control de garantías, de Popayán.El sujeto fue puesto a disposición de la Fiscalía No.9 local de turno, por los delitos de concierto para delinquir con fines de terrorismo; porte de armas, municiones y explosivos de uso privativo de las Fuerzas Militares; actos de terrorismo y rebelión.El comandante de la Vigésima Novena Brigada, coronel Jorge Hernando Herrera Díaz, calificó la captura como un duro golpe a la extorsión y, por ende, a las finanzas de este grupo al margen de la ley.

Colombia: desgarradores relatos de niñas reclutadas por las Farc

http://seprin.info/2015/02/13/colombia-desgarradores-relatos-de-ninas-reclutadas-por-las-farc/
En uno de los casos, la guerrilla colombiana la enroló a los 7 años. “Me pidieron que matara a mi amiga”, contó. Otra joven narró que los altos mandos las violaban.Las Farc fueron a reclutar a un joven que resultó padecer epilepsia y “no servía para la guerra”. Se llevaron entonces a su hermana, una niña que en ese momento tenía sólo siete años. Así fue como las Farc eligieron a Adriana (ese nombre ficticio lo puso el periódico El Tiempo para narrar la historia), quien pasó nueve años en la guerrilla.Los primeros cuatro años, cuenta en diálogo con el diario (reproducidos en Argentina por Infobae) fueron los más difíciles. Al principio le encargaron “cavar chontos”, unos huecos en la tierra que sirvieran como letrinas. Luego, hacer las trincheras para que la guerrilla pudiera esconderse en los combates y cargar leña.“Aprendí a manejar el fusil y varios tipos de armas. Tuve que estar en muchos enfrentamientos, vi morir a muchos compañeros, pero yo siempre sobreviví”, expresa la menor.De acuerdo con lo que publica El Tiempo, años más tarde le ordenaron encargarse de las extorsiones y de reclutar nuevos niños para las filas. Adriana reveló que cuando ya se sentía “cómoda” con su vida como guerrillera, un hecho traumático cambió su vida: le ordenaron asesinar a su mejor amiga dentro de las filas porque había quedado embarazada y trató de escapar con su bebé.“El comandante me dijo que era ella o yo. Nunca más volví a ser la misma”, concluye.Adriana fue rescatada cuando cumplió 16 años. Y, tras pasar por varias correccionales, inició un proceso de resocialización con la Agencia Colombiana de Reintegración. Ahora estudia Medicina, carrera en la que por sus buenas calificaciones recibe cada semestre una beca.
Reclutamientos
El Gobierno colombiano y las Farc cerraron un nuevo ciclo de diálogos de paz con el anuncio de la insurgencia de no incluir en sus filas a menores de 17 años, decisión que el equipo gubernamental cree “insuficiente” y pide que se extienda a los menores que actualmente integran la guerrilla.Las Farc anunciaron que aumentan la edad para ingresar en la guerrilla de los 15 a los 17 como una medida de “desescalamiento” del conflicto y para que “cada vez sean menos las generaciones y jóvenes involucrados en una confrontación militar”, según un comunicado leído hoy a la prensa por su jefe negociador “Iván Márquez” (alias de Luciano Marín Arango).
Otro desgarrador testimonio
Jineth Trujillo, una desmovilizada de las Farc, contó en BLUradio su experiencia en esta guerrilla que la reclutó a los 12 años, en pleno proceso de paz de San Vicente del Caguán, durante el mandato del presidente Andrés Pastrana.En su dramático relato, la joven aseguró que fue violada muchas veces por los mandos del grupo guerrillero.“Los mandos me violaron muchas veces, desde los 12 hasta mi deserción, a los 17 años”, reveló al afirmar que esta es una práctica “normal” en esas circunstancias.Agregó que “por lo general se mantiene una rotación constante de personal y de mandos” y que por estas “razones” las mujeres son “vulnerables” ante cada una de ellas.Además, dijo que las niñas eran usadas para transportar armas especialmente porque “pasan desapercibidas” ante la fuerza pública. “Es la niña la que es usada para un operativo de inteligencia, para brindársela a un hombre, a un militar. Es una herramienta fundamental en la organización y reclutar niñas era una tarea bien necesaria para ese grupo”, manifestó.“La forma de una niña protegerse es asociándose con alguien para que, entre comillas, te respeten. Entonces las niñas buscan ser la socia (pareja) oficial de los mandos”, manifestó.





Dr. Jorge Benjamín Lojo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Evangelio del domingo, 6º Domingo del tiempo ordinario, meditación

Evangelio del domingo, 6º Domingo del tiempo ordinario, meditación “...¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo qu...